jueves, 27 de noviembre de 2014

Botellas térmicas

Hace un par de semanas me agencié con unas botellitas de colores (en el chino por 1 euro) para hacer una actividad con Noah del Método Montessori.
Se trata de los cilindros térmicos. 
Los cilindros o botellas térmicas, en su origen son 6 botellas de metal que un adulto prepara justo antes de realizar la actividad. En principio se preparan dos botellas con agua fría, dos con agua tibia y dos con agua caliente.
Yo lo he hecho en botellas de plástico y dos las he congelado, dos las he dejado a temperatura ambiente y otras dos las he llenado con agua caliente.
Montessori indica que las botellas tienen que ser todas iguales para que el niño las empareje tan sólo guiándose por la temperatura, pero a mi personalmente me ha parecido que es demasiado difícil para uno bebé de 19 meses. 
Así que cuando vi estas botellitas tan monas no lo dudé ni un segundo. El azul para el agua congelada, el amarillo para agua temperatura ambiente y el rojo para la caliente.
Es una experiencia sensorial muy divertida, sobretodo para el que mira (Noah ponía unas caras muy graciosas, me reí un montón) 
Little ninja apretaba  fuerte con las manos las botellas congeladas y cuando le empezaban a doler corría a buscar las calientes, lo cual indica que fue capaz de reconocer las botellas de las diferentes temperaturas.
Lo anime a emparejar las botellas pero pasó literalmente de mi cara, estaba muy entretenido con su juego frío-caliente.
Cuando le enseñé las botellas le explique que había agua congelada (en una botella azul como el cielo,), agua templada (en una botella amarilla como el sol) y agua caliente (en una botella roja como una manzana) y así aprovechaba un poco esta actividad sensorial para seguir trabajando los colores.










lunes, 24 de noviembre de 2014

Mum

Ser madre me ha cambiado por completo.
Con 19 meses de experiencia, cada día voy creciendo cómo madre, como persona y como mujer. Es raro, cualquier aspecto de mi vida es totalmente distinto ahora que está él en ella.
Ahora siento que soy capaz de hacer cualquier cosa.
Ahora valoro mucho más todo lo que hago. Me quiero más, y he perdido muchas de las vergüenzas y miedos que tenía antes.
No soy la madre perfecta, ni siquiera me acerco. Pero aprendo con todos y cada uno de los errores que cometo, o vaya, eso intento.
Adoro ser madre y adoro compartir cada día de mi vida con esta personita tan increíblemente maravillosa (y movida, mala leche y trasto) que apareció un 29 de marzo para invadir mi casa, mis sentimientos y mi intimidad. Es verdad que a veces echo de menos un poquito esto último, no nos vamos a engañar.
Alguna vez me he preguntado qué sería de mi vida si nunca hubiera cogido un tren en dirección Pamplona. Quién sabe, igual estaría dando vueltas por el mundo como muchos de mis amigos, o igual estaría trabajando en un súper debajo de casa de mis padres TT.
Nunca lo sabremos. Nunca me arrepentiré de coger ese tren.
Y aunque sé que para muchos es una locura que haya sido madre con 23 años, solo puedo decir una cosa. Me importa una mierda.






viernes, 21 de noviembre de 2014

jueves, 13 de noviembre de 2014

Espaguetis

La verdad es que no hay que gastarse mucho para hacer actividades enriquecedoras con las niños.
Algo tan simple como un paquete de espaguetis puede dar mogollón de juego. 
Tocar, coger y partir espaguetis ayuda a adquirir coordinación, concentración y control.
Así pasamos ayer la parte de la tarde y ¡Menudo éxito!. A Noah le encantó jugar con ellos (lo sé por el pollo que me montó cuando guardé el paquete de espaguetis)
Para alargar la actividad, busque un cartón de algun rollo de papel higiénico y lo animé a poner los espaguetis uno a uno dentro, ejercitando así el agarre en pinza, fundamental para el desarrollo de la motricidad fina.
Hoy o mañana lo volveremos a repetir, pero esta vez añadiremos otra juego que estoy segura que le encantará.
Con niños más pequeños se puede aprovechar para trabajar el sentido de la orientación (dentro/fuera). 
Noah ya lo tiene más que asumido, así que nos centramos en otras cosas.
Al terminar recogió los espaguetis uno a uno y los guardó en su bolsa (aunque luego me la quería quitar).









Las fotos son horribles porque las saqué con el móvil, estoy esperando que alguien que me quiera mucho me regale uno nuevo con buena óptica........... 


jueves, 6 de noviembre de 2014

Plastilina para bebés (no tóxica)

 La plastilina es un material que adoran los niños y con el que les encanta jugar,  porque es blanco,  pueden moldearlo a su gusto, presenta una gran gama de colores y pueden realizar todas aquellas figuras que su imaginación, creatividad y destreza les permita. Pero además de divertirse, mediante las actividades con plastilina, se consigue desarrollar muchas de capacidades. Es por ello que la plastilina, nunca falta en las escuelas infantiles y en las primeros cursos de primaria.
Uno de los beneficios más importantes del juego con la plastilina es el desarrollo de la motricidad fina.  Los niños al jugar y realizar actividades con la plastilina adquieren agilidad, fuerza y destreza con sus dedos. No hay que olvidar que el dominio de la motricidad fina es fundamental para el desarrollo adecuado del proceso de la lectoescritura. Los niños en primaria ya deben de tener destreza suficiente en sus manos y dedos para poder escribir con destreza, coger el lápiz con cierta soltura y poder realizar los pequeños movimientos de mano y de dedos necesarios para escribir las diferentes letras. Todas estas habilidades las habrá facilitado de forma importante las actividades realizadas con plastilina.
 La plastilina además ayuda a los niños a relajarse y a superar los momentos de stress. El juego con la plastilina, ayudará a los niños a relajarse después de haber realizado actividades de lectura, de escritura o de estudio, para posteriormente volver a ellas con la mente más despejada 
 La plastilina permite además desarrollar la atención y aumentar la capacidad de concentración y de trabajo de los niños, pues jugar con la plastilina, al ser motivante y divertido para ellos, les puede mantener ocupados durante periodos de tiempo relativamente largos. También les ayuda a proponerse metas y a conseguirlas, pues pueden decidir realizar determinada figura y trabajar en ella hasta conseguirla.
 La plastilina permite desarrollar la imaginación y la creatividad. Los niños pueden realizar todas las figuras que les dicte su fantasía.
 La plastilina ayuda a aumentar la autoestima, pues todos los niños pueden conseguir realizar aquello que se proponen conseguir con ella. Aunque cada niño, llegará a un determinado grado o nivel de elaboración dependiendo de su destreza, imaginación y creatividad, todos los niños, en un grado u otro pueden conseguir sus metas de juego con la plastilina.

http://www.plastilina.es/beneficios_de_la_plastilina.php


El único problema a todo esto, es que cuando me giro y miro a Little Ninja, compruebo que la figura que ha decidido hacer es un bocata de colores a punto de ser digerido.
Después de pasar un tiempo diciendo NO!!! nooooooo! NOOOOOOO! Decidí probar con esta receta de plastilina para bebés, no tóxica, para dejar a Noah jugar sin tener que estar sufriendo.
Un día intentó comerselo y es tan salado que ya no lo ha vuelto a intentar más. 
Mola :)

Ingredientes:

2 Tazas de Harina
1 Taza de Sal fina
4 Cucharaditas de Aceite
Agua
Colorante Alimenticio

Preparación: mezclar todo y au.










 ¡Eso es todos amigos!

lunes, 3 de noviembre de 2014

My Wedding Day IV

Ya teníamos el vestido. Ahora nos podíamos centrar en todo lo demás.
Ya que se hacía, quería que fuera algo bonito, especial.  con detalles y con aires "bohemios", por decirlo de alguna manera.
Entre mi madre y yo (más mi madre que yo) empezamos a buscar ideas y hacerlas realidad.
Atrapasueños en los arboles (hechos a mano por mía mamma) , tul, flores, un árbol de huellas y la zona "Polaroid".
Después de meses de trabajo este fue el resultado.











Todo. TODO lo que veis está hecho a mano, los jarrones (botes de conserva) los decoramos (bueno, decoró ella) con cuerda y tul, las tiras de tul de los árboles cortadas a medida, los nombres de los invitados, el plan de mesa, los números de mesa, los botes con bombones...
Me acuerdo que un par de meses antes de la boda estaba súper estresada con todas las cosas que quedaban por hacer.. ahora daría lo que fuera por volver atrás y repetir la experiencia.
Fue bonito verdad?