miércoles, 18 de junio de 2014

Noah Trepador

Sí como lo oís. El instinto ninja de mi hijo aflora por momentos y nos deja a todos flipados.
Noah siempre ha tenido un desarrollo motor alucinante, a los 3 meses ya se daba la vuelta, a los 6 gateaba y a los 9/10 echó a andar. 
A los 12 era ya todo un atleta profesional y por un momento empecé a pensar que mis preocupaciones habían terminado. Con tanto dominio que iba a pasar???
Hasta hace cosa de un mes. 
Yo estaba estirada en el sofá y Little Ninja, que odia que me relaje, empezó a gritar para que lo cogiera en brazos (o que me levantara, no lo tengo claro). Yo lo ignoraba (llamadme malamadre pero es que en ciertas situaciones es la única solución) y de repente reinó el silencio (cosamala)
Miro a mis pies y allí está, con una sonrisa de oreja a oreja sentado en el sofá y con todas las intenciones de abalanzarse sobre mí.
Esa fue la primera de muchas, Noah ha descubierto en esto de trepar todo un hobby en el que muestra real dedicación.
Encima del cochecito, del sofá, las mesas, camas, en los bancos, carritos de compra.. 
Ayer mismo en cuanto me descuidé me encontré que le había dado la vuelta el piano y lo estaba usando de taburete para llegar a todas las cosas que tenemos encima del escritorio. 
He recurrido al post de los primeros pasos en busca de una solución y cada día estoy más convencida que soltarlo en una selva sería lo más inteligente o en su defecto comprarle este pijama a juego con su personalidad.
Qué será lo próximo? La verdad está ahí fuera




lunes, 2 de junio de 2014

Sin música la vida sería un error (Friedrich Nietzsche)

Estoy segura que no existe persona en el planeta tierra que no ame la música. Sea en forma tradicional, pop, rock, country... está presente en todas partes y en todo momento.
Da igual que seas bueno, malo, alto o bajito que en algún momento de tu vida tararearás una canción. Da igual de dónde procedas y a dónde vayas, pues me juego lo que sea que lo harás acompañado de una bonita melodía.
Y es que la música tiene un poder inexplicable.
Y así lo conocí a él. Él. Él. Él.
Él es capaz de convertir cualquier objeto o palabra en canción. De convertir los peores días en melodías tristes y los mejores en bandas sonoras.
Sus ojos azules están siempre embriagados de música y yo la envidio, hay días incluso que la odio pues sé que nunca llegaré a conocer ese amor y complicidad que hay entre ellos dos.

El otro día me acerqué a cotillear que se cocía en su caja de música (El Sótano Estudio). http://www.elsotanoestudio.com/
Alfredo (Barricada), Agnes (Lilith), Rafa (Lilith), Sergius (Dikers) e Iker (Dikers) han creado un grupo ultramegasecreto y están grabando sus canciones para que todos las podamos disfrutar.
Si algo he aprendido durante estos años es a valorar y comparar sonidos, instrumentos, directos y demás (tengo profe 24 horas) y puedo decir que suena de la ostia y que os vais a cagar cuando lo escuchéis (con lo bonito que me estaba quedando todo acabo de joder todo el romanticismo del post jaja).
Aproveché para sacar unas fotos que hoy os quiero enseñar.

Iker a los mandos

 Alfredo

 Agnes

Rafa y Alfredo

 Escuchando resultados



La mejor canción

Otro día más! Feliz Lunes!!!